No. 445/2020

Un paciente con hepatitis que se contagie de COVID-19 debe acudir al TRIAGE respiratorio y no suspender sus medicamentos.

Además de las repercusiones pulmonares, el virus SARS–CoV2 también podría tener consecuencias hepáticas y derivar en un curso más severo de la enfermedad, por ello los pacientes con estos padecimientos deben continuar su tratamiento para reforzar su sistema inmunológico.

En este sentido, la doctora Yuridia Renata Macías Ángeles, Gastroenteróloga y Especialista en Hepatología del Hospital General Regional (HGR) No. 1 “Dr. Carlos Mac Gregor Sánchez Navarro”, resaltó que “bajo ninguna circunstancia debe suspender los medicamentos para la Hepatitis, antivirales de acción directa, tener el control de las pruebas de función hepática y no automedicarse”.

Refirió que el COVID-19 podría generar anormalidades en pruebas de función hepática o casos de falla hepática aguda, por ello es fundamental que estas personas se apeguen a las medidas de higiene y prevención de la Secretaria de Salud.

Explicó que el comportamiento del virus en pacientes con enfermedades hepáticas ya establecidas como Hepatitis virales B y C, Cirrosis hepática e Hígado graso no alcohólico, aún no está claro, pero se considera una población de alto riesgo a quienes tienen estos padecimientos.

“El impacto de este virus en pacientes portadores de hepatitis es que tienen mayores complicaciones de comorbilidades, desarrollan un curso más severo de la enfermedad, tienen una tasa más alta de complicaciones y además eliminan de forma más lenta el virus del su cuerpo”, manifestó la especialista.

La doctora Yuridia Renata Macías Ángeles refirió que los pacientes con Cirrosis Hepática tienen defensas bajas y mayor susceptibilidad de desarrollar infecciones, por esta razón tienen un alto riesgo de contagiarse de COVID-19.

“Por eso que se deben de reforzar sus cuidados, evitar salir de casa, seguir los protocolos de higiene y sana distancia, no suspender sus medicamentos, evitar consumo de alcohol, no consumir alimentos ricos en sal o trasgresión de la dieta para evitar descompensación”, apuntó.

Señaló que lo primero que debe de hacer un paciente que tiene hepatitis y se contagia de COVID-19 es acudir al TRAIGE respiratorio si se tiene falta de aire, aunado a tos, fiebre y dolor muscular.

Recomendó monitorizar las enfermedades crónico degenerativas para que puedan llevar un mejor control, así como realizar una bitácora de signos vitales por lo menos tres veces por semana.

Descargas

2020
2019
03/07/2020 - 10:32