Trastornos Hidroelectrolíticos

Son alteraciones del contenido de agua o electrolitos en el cuerpo humano, cuando la cantidad de estas sustancias baja o aumenta. 

Tiene causas diversas, una de las más importantes son las enfermedades diarreicas que junto a otros factores, como altas temperaturas, alimentos mal lavados o poca hidratación, provocan un desequilibrio en el buen funcionamiento del cuerpo; siendo los Adultos Mayores y los niños los grupos más afectados.

Síntomas

Si sospechas que padeces de trastornos hidroelectrolíticos, toma nota de la cantidad de veces que vas al baño, la cantidad de orina y si aparecen calambres abdominales y musculares.

Entre los síntomas se encuentran:

  • Náuseas
  • Debilidad
  • Dolores musculares
  • Deshidratación
  • Hinchazón
  • Respiración lenta
  • Sed excesiva
  • Sequedad en la boca
  • Orina de color oscuro

Diagnóstico

Acude con tu médico para que realice el diagnóstico de desequilibrios electrolíticos. Él podrá solicitar que te realicen un análisis de orina o sangre, para valorar los niveles de potasio, sodio y calcio en tu cuerpo.

Recomendaciones

Si te diagnosticaron con trastorno hidroelectrolítico:

  • Continúa con tu alimentación habitual
  • No suspendas los alimentos sólidos
  • Toma abundantes líquidos (agua hervida, caldos caseros)
  • Procura consumir alimentos en pequeñas porciones (6 veces al día)
  • Usa azúcar en lugar de edulcorantes dietéticos
  • No suspendas la leche, ni la diluyas

Evita:

  • Consumir verduras crudas (los primeros días)
  • Alimentos que no estén bien cocidos
  • Bebidas gaseosas
  • Jugos envasados
  • Alimentos preparados o conservados fuera de casa

Riesgos

Los trastornos del agua y electrolitos pueden llevar a problemas del corazón, alteraciones neurológicas, mal funcionamiento de todo el organismo e incluso la muerte.

Esto te puede interesar

Si presentas síntomas de deshidratación, debilidad y calambres puedes estar en riesgo de tener un desequilibrio del agua y electrolitos.