Estrategias de afrontamiento

 

El manejo abarca recomendaciones que van enfocadas a mantener bajo control las situaciones de estrés en el entorno laboral, así como aquellas prácticas saludables que nos ayudan a minimizar las consecuencias que se presentan como reacciones en nuestro organismo:

  • Lleva a cabo técnicas de relajación: meditación, música relajante, ejercicios de estiramientos.
  • Practica algún deporte, ya que es un gran aliado la liberación de endorfinas y nos ayuda a descansar mejor por las noches. Estilo de vida saludable: cuida tu alimentación, duerme las horas necesarias, evita el tabaco y el alcohol, tómate un descanso.
  • Mejora tus habilidades de comunicación, sé amable, expón la situación y procura no enfadarte.
  • Aumenta tu asertividad, la actitud es muy importante, no tienes nada que perder y si mucho que ganar.
  • Busca ayuda profesional en caso necesario.
EMPIEZA POR:
  • Detectar el estrés en sus primeras fases.
  • Identificar tu principal causa de estrés laboral (exceso y ritmo de trabajo, tareas monótonas o aburridas, exigencias de la tarea, condiciones ambientales, inestabilidad laboral, nivel de responsabilidad, tareas peligrosas, falta de apoyo, necesidad de reconocimiento, poder en la toma de decisiones).