Depresión

Es una enfermedad que puede afectar a cualquier persona y se manifiesta por cambios en el estado de ánimo, en el comportamiento, en los sentimientos y en la forma de pensar. Estos cambios son continuos y duran más de dos semanas.
Sentimientos y manifestaciones frecuentes:
Estado de ánimo abatido, como sentimientos de tristeza
Llanto, que puede ser espontáneo, o sin causa aparente
Pérdida de placer o gusto por las cosas que le satisfacían
Pensamientos negativos hacia sí mismo, como: “no sirvo para nada”; “todo me sale mal”; “lo que me pasa no tiene solución”
Alteraciones del sueño, como insomnio, o presentar mucho sueño
Alteraciones del apetito, puede perderse o aumentar

Tipos de depresión
Depresión leve
Presenta baja del estado de ánimo y dos o tres manifestaciones más, como fatiga, alteraciones del sueño, del apetito, de la atención o concentración. Pero no afecta sus actividades de la vida diaria.
Depresión moderada
Presenta baja del estado de ánimo de forma importante, asociado a llanto fácil, agotamiento, molestias físicas, alteraciones del sueño, del apetito. Pensamientos de que “no vale nada”, “todo le sale mal”, aislamiento familiar o social. También se puede asociar ansiedad, nerviosismo.
Se diferencia de la depresión leve porque afecta las actividades de la vida diaria.

Depresión grave
Presentan baja del estado de ánimo de forma severa, llanto, tristeza, aislamiento, pérdida del sueño, del apetito, de interés en todas sus actividades. Piensan que no deben seguir viviendo porque afectan a los demás, que no son capaces de hacer nada, que no valen nada. Por lo tanto, comienzan a planear como podrían quitarse la vida.
Se diferencia de la depresión moderada porque se afectan por completo todas sus actividades de la vida diaria. Les incapacita.

cómo detectar la depresión

Signos de alarma: es importante identificar la depresión de forma oportuna para evitar su avance y el sufrimiento de la persona.
Se debe estar alerta a los cambios de comportamientos, de pensar y sentir en nosotros mismos y de las personas a nuestro alrededor.
Es frecuente al inicio:
Sentir cansancio o agotamiento
Dormir, pero sin descansar
Alteraciones de la atención, concentración y memoria
Baja o aumento del apetito
Disminución de interés o placer en lo que le gustaba
Sensación de que no se ve bien, haga lo que haga
Alejamiento de la familia y de los amigos
Disminución del rendimiento en la escuela, trabajo

tratamiento de la depresión moderada y severa
Tratamiento de la depresión moderada y severa
El primer punto es pedir ayuda a la familia, amigos; habla acerca de lo que sientes.
Acude con tu médico familiar para que realice el diagnóstico del tipo de depresión e indique tratamiento.
El tratamiento integral de la depresión se basa en dos acciones: 1) Medicamentos antidepresivos, contra ansiedad o insomnio y 2) Tratamiento conductual.

Medicamentos: tu médico indica el antidepresivo, dosis y tiempo que debes tomarlo, para que se recuperen las sustancias químicas que necesita tu cerebro. Si tienes ansiedad o insomnio te indicara medicina contra ansiedad o insomnio.
Es importante seguir al pie delas letra las indicaciones del médico y nunca auto medicarte.

Tratamiento conductual:
Acompañamiento de familiares o amigos
No consumir estimulantes: cafeína, tabaco, alcohol
Realiza ejercicio o camina acompañado de la persona más cercana a ti
Toma alimentos saludables ricos en Omega 3
Evita situaciones estresantes, discusiones, o ver personas que te alteran
Aplica recomendaciones de higiene del sueño
Fortalece tu espiritualidad
Realiza manualidades o actividades artísticas

ALERTA: A veces en la depresión severa es necesario el internamiento, para evitar riesgo de suicidio

En caso de notar cambios en la conducta de un familiar o amigo acércalo a esta información para hacerlo consiente de que padece una enfermedad que es curable.

 
 
 
Última actualización:
 horas, Fuente: Instituto Mexicano del Seguro Social
15/02/2016 - 16:25