No. 592/2021

El 24 de diciembre de 2020, María del Rosario Lora López fue la primera trabajadora de la salud del Instituto en recibir el biológico en Querétaro

• Subrayó que con el Plan Nacional de Vacunación el personal de salud está protegido y tiene confianza en atender a enfermos con síntomas graves.

A un año de haber recibido la primera vacuna contra COVID-19 dentro del personal de salud del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la enfermera María del Rosario Lora López aseguró que la inmunización y las medidas de protección son los mejores aliados para enfrentar la pandemia.

El 24 de diciembre del 2020 a las 07:40 horas Lora López, quien se desempeñaba como subjefa de Enfermería del Hospital General Regional (HGR) No. 2 “El Marqués” del IMSS en Querétaro, recibió la primera dosis del fármaco Pfizer-BioNTech.

María del Rosario Lora consideró que ser la primera trabajadora del IMSS en vacunarse fue un reconocimiento a sus años de servicio y al esfuerzo de participar directamente en la atención de pacientes con COVID-19, “me cambió la vida, no me lo esperaba, fue algo maravilloso”.

Subrayó que el Plan Nacional de Vacunación ha permitido al personal de salud estar más protegidos y tener la confianza de atender a toda persona con síntomas graves de esta enfermedad.

Después de 27 años de trabajar para el Seguro Social, en noviembre pasado se jubiló, no se ha contagiado debido a una estricta vigilancia y aplicación de las medidas sanitarias en conjunto con su hermana, quien también es trabajadora del IMSS y está en la primera línea de atención.

María del Rosario Lora López recomendó a la población vacunarse contra el COVID-19 y seguir con las medidas de bioseguridad, uso correcto de cubrebocas, sana distancia, higiene constante de manos, mantener espacios ventilados, limpiar lugares de uso común, evitar asistir a reuniones o eventos masivos, así como saludar de mano, beso o abrazo.

Comentó que hay pacientes que superaron la enfermedad pero tienen secuelas, les cuesta trabajo respirar, se cansan para subir escaleras, a otros les dio psicosis y ansiedad.

“Si la gente supiera cómo llegas a estar, de verdad se vacunarían y usarían todas las medidas de protección que hay”, afirmó.

Señaló que estar en un área COVID fue complicado al principio porque era una enfermedad desconocida, el personal médico y de enfermería tuvo que aprender rápido cómo atender al paciente y acoplarse a usar los Equipos de Protección Personal.

“Al principio todos estábamos con la incertidumbre, todos los compañeros enfermeros, trabajar con un equipo de protección las ocho horas es muy difícil, es muy desgastante, sale uno deshidratado. Entonces, al principio sí nos costó, nos costó mucho trabajo a todos”, dijo.

Rosario Lora indicó que durante los ocho meses que estuvo en área COVID al cuidar a pacientes graves de coronavirus, no tuvo temor de contagiarse, porque “todo lo hago con mucho cariño, siempre he tratado a mis pacientes con esa vocación de atender al necesitado y defender al paciente”.

María del Rosario Lora López señaló que después de haber sido inmunizada con el esquema completo, está preparada para recibir la tercera dosis del fármaco en cuanto sea su turno de recibirla

Descargas

2022
2021
25/12/2021 - 11:03