No.600/2020

El administrador del nosocomio, Ángel Díaz, destacó que ponerlo en marcha ha sido el reto más grande en su carrera profesional.

Garantizar recursos materiales y económicos para el funcionamiento del hospital, fundamental en la atención de los pacientes, destacó.

Para Ángel Díaz Alderete, subdirector administrativo del Hospital de Expansión del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el Autódromo Hermanos Rodríguez, la gran experiencia y compromiso de sus compañeros es fundamental para que este nosocomio funcione y brinde atención a personas contagiadas por COVID-19.

Destacó que quienes aquí laboran han tenido la disponibilidad y el interés porque este centro hospitalario dé resultados, prueba de ello, son los egresos de pacientes que han superado la enfermedad.

Para su carrera profesional este ha sido el reto más grande al que se ha enfrentado, pues el proyecto inició de cero y la dimensión de la pandemia lo ponía a prueba.

“Poner a funcionar y a operar esta unidad ha sido no sólo de las cosas más importantes sino con mayor dificultad que he presentado. Es poner todo en su lugar, en un solo momento para que los engranes se junten y empiecen a funcionar uno tras otro”, destacó.

Refirió que antes de asumir esta encomienda formaba parte de la Jefatura de Servicios Administrativos de la Oficina de Representación Sur del IMSS en la Ciudad de México, pero tras ser invitado decidió tomar el reto y poner a prueba sus conocimientos y habilidades adquiridas a lo largo de 15 años de experiencia en el Instituto.

La función de Ángel es garantizar que se cuente con los recursos materiales y económicos que necesita el hospital para funcionar de manera correcta, además de la vigilancia, la conservación y los servicios generales de la unidad médica, por lo que esta labor también es fundamental para la atención de los pacientes.

“El día a día dentro de este hospital inicia alrededor de las 7 de la mañana, un poco antes con el ingreso de la mayoría de los compañeros. Hay que estarlos esperando y recibiendo dentro de las diferentes puertas para darles la mayor seguridad en el ingreso y evitar algún tipo de agresión”, expuso.

Ángel Díaz Alderete detalló que parte de sus actividades consiste en la supervisión de la entrega de Equipos de Protección Personal, la revisión de vigilancia, así como de la higiene y limpieza de todas las áreas del hospital temporal.

Indicó que aun cuando no es personal médico o de enfermería sabe la importancia de su trabajo para lograr que un paciente egrese con diagnóstico favorable, “es un sentimiento de alegría que invade el alma y que llena de esperanza, de saber que estamos aquí y que nuestro trabajo está formando parte de un fruto, que hay alguien que puede regresar con su familia y no quedarse en esa línea”.

Subrayó que formar parte de la historia que se escribe en la lucha contra la COVID-19 lo hace sentirse orgulloso por el cariño que le tiene al Instituto Mexicano del Seguro Social.

“El IMSS para mí es todo, el IMSS para mí es mi familia, el IMSS para mí es lo que tengo, el IMSS para mí son mis compañeros, mis amigos. Es llevar con orgullo una bandera que día a día defiendes”, subrayó.

Agradeció a sus compañeros que desde otras trincheras hacen frente a la emergencia sanitaria y los llamó a seguir luchando, en tanto que pidió a la población mantener las medidas de prevención de contagios, “a veces el no saber si vas a volver a ver o no a tu familia, marca una diferencia”.

Recordó que lavar constante las manos con agua y jabón, mantenerse en casa el mayor tiempo posible y cuidar la sana distancia son medidas que contribuyen a prevenir riesgos de contagio.

2021
2020
 Fuente: Comunicación Social
Última actualización:
29/08/2020 - 21:47