No. 423/2020

Durante la emergencia sanitaria no es conveniente recibir visitas en domicilio.

• Los primeros días de vida de un bebé son muy importantes, debido a que su sistema inmune aún está en desarrollo.

Si hay un recién nacido en casa durante la actual emergencia sanitaria por COVID-19, no es conveniente recibir visitas, el cuidado del bebé debe ser muy estricto, la limpieza es fundamental para evitar que haya contagios, afirmó la doctora Irma Muciño Ramírez, Encargada de la Jefatura de Pediatría del Hospital General Regional (HGR) No. 1 Dr. Carlos Mac Gregor Sánchez Navarro.

La especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señaló que los primeros días de vida de un bebé son muy importantes, pero también es una etapa de la vida en que son muy delicados porque su sistema inmune está en desarrollo.

Subrayó que la transmisión de SARS-CoV-2 a los recién nacidos ocurre a través de gotitas respiratorias después del nacimiento, cuando están expuestos a madres, otros cuidadores, visitantes o personal infectado.

“La mejor manera de que el bebé se mantenga saludables es evitar el contacto cercano con personas que están enfermas o que han tenido relación con pacientes infectados o casos sospechosos de infección por COVID-19”, manifestó la doctora Muciño Ramírez.

Explicó que en caso de haber una persona enferma de COVID en casa, hay que mantener al bebé lejos de dicha persona y tomar todas las medidas de precaución recomendadas como lavarse las manos constantemente con agua y jabón, limpiar y desinfectar con cloro objetos y superficies que se tocan con frecuencia.

Sugirió tener en aislamiento al bebé dentro de lo posible de otras personas, es decir, no recibir visitas, no sacarlo de la casa. La familia y amigos pueden conocerlo por video llamadas o fotografías.

Recomendó que en caso de tener que acudir a revisión médica a los tres o siete días, la madre y el bebé deben mantener las recomendaciones estándar de protección, higiene de manos y uso de cubrebocas, en este caso sólo para la mamá.

Añadió que los cuidadores primarios del bebé deben lavarse las manos antes y después de estar en contacto con él y mantener limpias todas las superficies.

La doctora Irma Muciño Ramírez enfatizó la importancia de acudir a la toma de tamiz neonatal y aplicación de vacunas, siempre con las recomendaciones de seguridad sanitaria.

Otro aspecto a considerar, dijo, es que la lactancia es el modo de alimentación más recomendado, si es posible. Es importante que las madres practiquen buenos hábitos de higiene, como lavarse bien las manos antes de amamantar o de sacar leche manualmente.

“Si la madre piensa que ha sido expuesta y probablemente infectada, pero no tiene síntomas, debe considerar el uso de una mascarilla para alimentar y estar en contacto con el bebé”, apuntó.

Para las madres que han presentado síntomas o que han sido diagnosticadas y apartadas del neonato, se les recomienda que extraigan la leche, si es posible, ya que ésta puede ser alimentada al bebé por otro miembro de la familia que esté saludable.

Descargas

2020
2019
25/06/2020 - 11:36