No.276/2020

Seguro Social hace un llamado a los conductores para que en esta emergencia sanitaria disminuyan su velocidad y respeten los señalamientos.

Durante esta jornada de sana distancia es importante el autocuidado y evitar que niños y adultos mayores sufran accidentes en el hogar.

Debido a que las vialidades se encuentran despejadas a causa de la emergencia sanitaria por COVID-19, algunos conductores optan por aumentar los límites de velocidad, lo que genera accidentes automovilísticos de gravedad como atropellamientos, choques, volcaduras y accidentes en moto.

En este sentido, el doctor Rodrigo Huesca Pérez, médico cirujano ortopedista adscritos al Servicio de Urgencias en la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Hospital de Traumatología, Ortopedia y Rehabilitación “Dr. Victorio de la Fuente Narváez”, comentó que durante la emergencia sanitaria por COVID-19, el arribo de personas lesionadas por accidentes viales se incrementó casi al doble.

Refirió que del 6.8 por ciento que representaban del total de pacientes con traumatismo graves, actualmente representan el 11.2 por ciento de los ingresos por lesiones graves, es decir, un aumento del 4.4 por ciento.

El especialista señaló que lo más importante es permanecer en casa durante la Jornada de Sana Distancia, manteniendo reglas de autocuidado para todos y todas los integrantes del hogar.

“Si fuese indispensable que salgan del hogar, por favor respeten las señales de tránsito, los límites de velocidad , no usen el celular mientras se conduce, utilicen el cinturón de seguridad, revisen el vehículo antes de iniciar el viaje, sugirió.

De la misma manera, la enfermera especialista Ana Lilia Méndez Ordaz, adscrita al Servicio de Urgencias del Hospital de Traumatología, dio a conocer que se ha incrementado la atención a personas que sufren accidentes en la casa, muchas de ellas derivadas de caídas de altura por realizar acciones no urgentes de mejora en el hogar.

Señaló que las estadísticas mundiales - y México no es la excepción - ubican al hogar como uno de los sitios donde ocurren más accidentes, en particular en los extremos de la vida, es decir, niños y adultos mayores.

Méndez Ordaz comentó que en el caso de los adultos en edad productiva que se encuentran confinados en sus hogares, quieren realizar actividades que normalmente no desarrollan, como instalar una alberca de plástico en la azotea sin las medidas de protección adecuadas, lo que provoca que algún niño pueda caerse o que resulte con una o más fracturas en las extremidades.

Otro ejemplo es al momento de cocinar o hervir agua, si dejan solo al niño éste sufre quemaduras importantes en todo el cuerpo. Asimismo, están las quemaduras por electricidad al tratar de arreglar alguna instalación, comentó el especialista.

Para evitar este tipo de accidentes, la enfermera Ana Lilia Méndez sugirió que en casa los miembros de la familia realicen actividades de bajo o nulo impacto como jugar juegos de mesa, ver películas, leer, internet, entre otras, siempre conservando la sana distancia.

Añadió que lo más importante es que los adultos supervisen las actividades que realizan niños y adolescentes dentro del hogar, evitar dejarlos solos por tiempos prolongados, retirar objetos que puedan ocasionar caídas a los adultos mayores, como los tapetes, juguetes o desniveles.

2020
2019
Última actualización:
 horas, Fuente: Comunicación Social
10/05/2020 - 15:27