No.275/2020

Esto ya se ha aplicado en siete pacientes con enfermedad grave.

El doctor Emmanuel Avendaño Castañeda, quien labora en un hospital del IMSS en La Paz, Baja California Sur, se recuperó de COVID-19 y es uno de los primeros donadores de plasma convaleciente.

En su primera fase, se aplica en cuatro Bancos de Sangre: dos en la Ciudad de México, uno en Monterrey y otro en Guadalajara.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) es la primera institución del país certificada para hacer uso de plasma convaleciente, alternativa de tratamiento a derechohabientes con COVID-19 que están en condición grave, y que busca disminuir la mortalidad y el desarrollo de complicaciones en estos pacientes.

El protocolo “Eficacia y seguridad de plasma de donadores convalecientes por COVID-19 en pacientes con síndrome de infección respiratoria aguda grave por el virus SARS-COV-2” fue registrado el 5 de abril de 2020 y autorizado diez días después por los comités de Ética en Investigación, de Investigación y de Bioseguridad del IMSS.

Para el 22 de abril, la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) otorgó el dictamen que autoriza al Seguro Social el uso clínico de plasma de pacientes convalecientes.

Al respecto, el doctor Jaime David Macedo Reynada, adscrito al Banco de Células Troncales Hematopoyéticas del Banco Central de Sangre del Centro Médico Nacional (CMN) La Raza, explicó que este protocolo tiene como objetivo recolectar plasma de pacientes que se han recuperado de SARS-CoV-2, debido a que este componente sanguíneo contiene una carga importante de anticuerpos.

Explicó que se tiene acceso a la base de datos nacional de las y los pacientes con diagnóstico confirmado por la prueba PCR, a fin de contactar a los posibles donadores; se les explica en qué consiste el protocolo y si aceptan realizar la donación de plasma, se les toma una muestra para determinar que la infección se encontró negativa.

Al momento, se ha aplicado el plasma a siete pacientes con COVID-19 y se evalúa la repercusión de este tratamiento en cada uno de ellos.

En esta primera fase del protocolo se ha considerado a cuatro de los 12 Bancos Centrales de Sangre que tiene el IMSS en el país: Monterrey, Guadalajara, y los Centros Médicos Nacionales de La Raza y Siglo XXI.

Son los más grandes del IMSS en el país, van a ser los encargados de la obtención del plasma y los receptores o beneficiarios van a ser de las unidades de los sitios de influencia a estos Bancos de Sangre, y de algunas otras que se adhieran al protocolo, dijo el doctor Jaime David Macedo Reynada.

“Nosotros podemos extraer plasma convaleciente de cualquier paciente que se encuentre registrado en la plataforma del Sistema de Notificación en Línea para la Vigilancia Epidemiológica de Influenza, que cumpla los criterios de elegibilidad y que acepte ser donador, sean o no derechohabientes, siempre con un respeto absoluto a su privacidad y confidencialidad”

“Debido a que la autorización de COFEPRIS indica que se debe hacer la trazabilidad del componente, registrar los datos de la persona que recibió el plasma y el resultado en sus variables de laboratorio, signos vitales, variables clínicas y radiográficas, en este momento el plasma sólo puede ser administrado en pacientes que se atiendan en el Seguro Social”, subrayó.

Por su parte, el doctor Oscar Zamudio Chávez, jefe del laboratorio del Banco Central de Sangre del CMN La Raza, indicó que está garantizada la seguridad de los pacientes recuperados de COVID-19 durante el proceso para la recolección de plasma y también que este componente sanguíneo sea seguro para los derechohabientes que lo recibirán.

Explicó que para cumplir con la NORMA Oficial Mexicana NOM-253-SSA1-2012 para la disposición de sangre humana y sus componentes con fines terapéuticos, la sangre de los donantes es sometida al análisis de diversos agentes infecciosos como virus de hepatitis B, hepatitis C, VIH tipo I y II, Tripanosoma cruzi que es para la enfermedad de Chagas y la identificación de Treponema palidum para sífilis.

“Estos plasmas convalecientes tienen que someterse a este análisis, ya que para todo donante debe identificarse si hay alguna infección. Posterior a que se realiza la determinación por parte del área de serología, tenemos otro sistema automatizado que continúa con el análisis de estos plasmas de pacientes que se recuperan de COVID-19”, detalló.

Añadió que el resultado de los diversos análisis se entrega al área de Células Troncales Hematopoyéticas para su almacenaje y así poder contar con las determinaciones de estos anticuerpos y que el plasma sea utilizado para los pacientes que lo requieren y que son atendidos en hospitales del Seguro Social.

El doctor Emmanuel Avendaño Castañeda, quien labora en el área de Hematología del Hospital General de Zona No.1 del IMSS, en La Paz, Baja California Sur, se recuperó de COVID-19 y es uno de los primeros donadores de plasma convaleciente.

Tras 27 días del inicio de síntomas y de pasar el periodo de aislamiento domiciliario, decidió aceptar la invitación a participar en el protocolo para donar plasma en favor de otros pacientes del Seguro Social que actualmente se encuentran hospitalizados por la enfermedad.

“Ante una pandemia que está avanzando rápidamente y que tiene complicaciones mortales en los pacientes, surgen alternativas de tratamiento como el plasma convaleciente, que en algunos estudios ha demostrado ser efectivo.; ante eso he decidido ingresar al protocolo, que esto pueda ser una oportunidad para un paciente grave, vale la pena cada esfuerzo.”

“Lo vi como una manera indirecta de agradecer el hecho de que mi curso clínico me haya permitido estar en casa, recuperarme y esperando que alguien que reciba el plasma, pueda tener esta oportunidad también”, enfatizó.

Relató que desde el ingreso al Banco Central de Sangre existen medidas preventivas que han demostrado ser altamente efectivas, el nivel de seguridad dentro de estos bancos es sumamente alto, las medidas de sanitización son altamente seguras y la gente puede acercarse a donar con confianza.

“Yo les invitaría a concientizar sobre las necesidades de sangre, de plaquetas y en esta situación específica de plasma de pacientes que se han recuperado del COVID, que las tengan presente y no olviden a esos pacientes que siguen teniendo la necesidad”, indicó.

Si te curaste de la infección de COVID-19 y quieres donar plasma dirígete a:

Banco Central de Sangre CMN La Raza. Av. Jacarandas S/N, colonia La Raza, C.P. 02990. Ciudad de México.

Banco Central de Sangre CMN Siglo XXI. Av. Cuauhtémoc 330, colonia Doctores. C.P. 06720 Ciudad de México.

Banco Central De Sangre CMN Occidente. Av. Belisario Domínguez 1000, colonia Independencia, C.P 44340. Guadalajara, Jalisco.

Banco de Sangre de la UMAE Hospital de Cardiología 34. Av. Abraham Lincoln S/N, colonia Valle Verde, C.P 64730, Monterrey, Nuevo León.

O envía un correo electrónico a: ana.lopezm@imss.gob.mx

2020
2019
Última actualización:
 horas, Fuente: Comunicación Social
10/05/2020 - 15:49