No. 392/2017

•Los casos de suicidios por depresión llegan a aumentar en esta temporada, pero hay acciones para contrarrestarla.

Se recomienda acudir de manera oportuna a recibir atención médica ante síntomas como cansancio, apatía, desgano, pérdida de vitalidad, irritabilidad extrema, pensamientos negativos y de derrota.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que dirige Tuffic Miguel, recomienda a la población acudir a consulta ante síntomas de depresión navideña, a fin de evitar acciones que lleven al suicidio, ya que en temporada decembrina la tasa de suicidios llega a aumentar.

La doctora Rossana Castañeda Mendoza, adscrita al Hospital de Psiquiatría con Unidad de Medicina Familiar No. 10, explicó que algunos de los síntomas que caracterizan este trastorno y que se manifiestan en esta época, son cansancio, apatía, desgano, pérdida de vitalidad, irritabilidad extrema, pensamientos negativos y de derrota.

También puede haber pérdida de interés por actividades propias de las festividades -como escuchar villancicos o las decoraciones navideñas-, ingesta excesiva de alimentos aunque no se tenga apetito, dificultad para mantenerse despierto y retraso psicomotor en la velocidad y grado de movimiento del cuerpo.

Precisó que los síntomas de la depresión navideña son similares a los de cualquier otro tipo de episodio depresivo, sin embargo, tiene la característica de un patrón estacional, que aparece cuando disminuye la luz diurna, lo que en invierno suele ocurrir en horas tempranas de la tarde.

La especialista señaló que alrededor de la Navidad y Año Nuevo, son los periodos en que más se experimenta la depresión, considerada como un trastorno del estado de ánimo grave, que es causa de sufrimiento mental y no debe ser ignorada como un estado pasajero, pues debe ser tratada por especialistas de manera oportuna.

Aconsejó también buscar momentos de compañía con los seres queridos y disfrutarlos; contribuir en la organización de las reuniones de fin de año; dedicarse tiempo para sí mismo y consentirse; mantenerse activo, pues un paseo al aire libre puede ayudar a mejorar el estado de ánimo; analizar los pensamientos negativos o fantasiosos y cambiarlos por otros más realistas, por ejemplo, cuando se sufre por alguien que ya no está.

Advirtió que si a pesar de poner esto en práctica persiste el estado depresivo, es imprescindible consultar al especialista. Si la persona afectada no tiene la voluntad de acudir, es recomendable que los familiares estén atentos a los síntomas y cambios de ánimo para buscar ayuda de un experto.

2018
Comunicados 2016
Última actualización:
 horas, Fuente: Comunicación Social
23/12/2017 - 10:37