No.186/2017

Del 22 al 26 de mayo se aplicaron cerca de 770,000 dosis de vacunas; más de 350,000 corresponden a la vacuna contra el virus del papiloma humano.

Se contó con la participación de más de 10,000 personas, entre trabajadores del Seguro Social y voluntarios, en 6,000 puestos de vacunación y brigadas.

Durante la Segunda Semana Nacional de Salud, que se llevó a cabo del 22 al 26 de mayo con la participación de diversas instancias de salud, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) realizó 18 millones 970 mil acciones preventivas entre aplicación de vacunas, entrega de sobres Vida Suero Oral, ministración de dosis de vitamina A y albendazol, así como pláticas informativas a padres de familia para prevenir y detectar enfermedades diarreicas e infecciones respiratorias.

El doctor Leopoldo García Velasco, jefe del Área de Enfermedades Inmunoprevenibles y Semanas Nacionales de Salud, de la División de Prevención y Detección de Enfermedades del IMSS, señaló que prevenir la infección del virus del papiloma humano (VPH), principal precursor del cáncer cérvico uterino, es una prioridad para el Instituto y que a través de la vacuna contra esta infección se avanza en el control epidemiológico de la misma.

Por ello, dijo, de las casi 770 mil dosis aplicadas en esta jornada, más de 350 mil fueron de la vacuna contra el VPH para adolescentes del quinto año de primaria y de 11 años no inscritas en el Sistema Educativo Nacional.

Indicó que la cobertura en la administración de esta inmunización fue superior al 98 por ciento, pues además de vacunar en Unidades de Medicina Familiar y en escuelas, también se acudió a los domicilios de las menores de edad.

Para esta Semana Nacional de Salud se contó con la participación de más de diez mil personas, entre trabajadores del Seguro Social y voluntarios, que conformaron dos mil 400 brigadas de vacunación e instalaron tres mil 600 puestos fijos y semifijos en clínicas, hospitales y lugares con alta concentración de personas.

García Velasco indicó que también se aprovechó la jornada para revisar la Cartilla Nacional de Salud y completar los esquemas de vacunación en niñas y niños menores de ocho años.

Se aplicaron en total más de 410 mil vacunas: BCG, para prevenir meningitis tuberculosa; anti hepatitis B; pentavalente acelular --difteria, tétanos, tos ferina, Haemophilus influenzae y poliomielitis--; anti rotavirus --prevención de casos graves de diarrea por rotavirus--; antineumocócica (protege contra infecciones invasivas en pulmones y el sistema nervioso central); triple viral --sarampión, rubéola y parotiditis--; DPT -difteria, tos ferina y tétanos- y Td --tétanos y difteria--.

Además se entregaron más de tres millones de sobres Vida Suero Oral, con la finalidad de prevenir la deshidratación causada por enfermedades diarreicas en niñas y niños menores de cinco años, así como 6.5 millones de dosis de albendazol para desparasitar a personas de 2 a 14 años de edad. Se ministraron 3 millones de dosis de vitamina A para mejorar las defensas en las niñas y niños de seis meses a cuatro años contra las enfermedades respiratorias.

Además, se brindaron pláticas informativas a más de seis millones de padres de familia para la prevención de enfermedades diarreicas e infecciones respiratorias agudas, con información útil de cómo manejarlas en el hogar e identificar signos de alarma de forma oportuna y acudir a su clínica más cercana.

La importancia de llevar a cabo las Semanas Nacionales de Salud, destacó, radica en que disminuye la población susceptible a una enfermedad prevenible por vacunación en un periodo corto. Además, las acciones intensivas de vacunación se han constituido como una estrategia que fortalece la coordinación y los vínculos de trabajo entre todas las instituciones del Sistema Nacional de Salud. Estas acciones permitirán dar cumplimiento al objetivo de un México Incluyente que se encuentra establecido en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018.

2017
Comunicados 2016
Última actualización:
 horas, Fuente: Comunicación Social
24/06/2017 - 11:31