No. 138/2017

Prolec GE es la primera de las 24 empresas con las que se ha firmado convenio en esta entidad piloto, donde se ponen en marcha las acciones del Modelo Preventivo de Enfermedades Crónicas, presentado hace una semana por el Director General del IMSS, Mikel Arriola.

• Brigadas médicas del Seguro Social instalaron módulos dentro de la empresa para atender a los más de 4,500 trabajadores, con la finalidad de conocer los potenciales riesgos de salud relacionados con enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer de mama y próstata.

• Con la representación del Director General, acudieron a dar el banderazo de inicio del plan piloto el Director de Prestaciones Médicas, José de Jesús Arriaga, y el Director de Vinculación Institucional y Evaluación de Delegaciones, Patricio Caso.

Hoy, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) puso en marcha el despliegue de las primeras acciones del Modelo Preventivo de Enfermedades Crónicas, en las que se realizaron estudios de laboratorio, mediciones y detecciones de cáncer de mama y próstata a los empleados de la empresa Prolec GE, en esta ciudad.

Esta es la primera de las 24 grandes empresas regiomontanas con las que el IMSS firmó convenio e instaló módulos para captar, focalizar y dar seguimiento proactivo de los trabajadores para detectar algún factor de riesgo en enfermedades crónicas como diabetes, males cardiovasculares, cáncer de mama y próstata, principal causa de muerte en el país.

Este despliegue fue puesto en marcha por el Director de Prestaciones Médicas, José de Jesús Arriaga Dávila, y el Director de Vinculación Institucional y Evaluación de Delegaciones, Patricio Caso Prado, quienes fueron testigos del arranque de la estrategia de prevención, anunciada la semana pasada por el Director General del IMSS, Mikel Arriola, en la que también dio a conocer que Nuevo León sería el primer estado donde se aplicaría el Modelo Preventivo.

Durante su recorrido por los cuatro módulos instalados dentro de la empresa Prolec GE, en la que laboran más de 4,500 personas, los funcionarios pudieron apreciar la ejecución de las medidas preventivas por las brigadas médicas del IMSS y los factores de riesgo detectados respecto a estos males crónico degenerativos.

En el primer módulo, donde se verifica peso y talla, los trabajadores se sometieron a diversos estudios que determinan si padecen sobrepeso y obesidad, además reciben una plática acerca de los beneficios de tener buenos hábitos alimenticios.

Posteriormente, pasan al módulo de Chécate en línea, donde a través de un cuestionario para conocer los hábitos diarios de los trabajadores, el personal de salud conoce su estado actual. Estos datos forman parte de la información que se incorporará a la Unidad de Inteligencia, encargada de procesar la información y alertar sobre potenciales males a través de un tablero electrónico.

Acompañados por el delegado del IMSS en Nuevo León, Francisco Javier Mata Rojas, y directivos de la empresa, acudieron a la tercera fase de este modelo preventivo, que comprende las áreas de enfermería, trabajo social y nutrición, mismas que desarrollan estrategias educativas para cada paciente, de acuerdo con los resultados que arrojaron las primeras pruebas de medición.

Finalmente, los trabajadores pasan al filtro de tratamiento no farmacológico, que está a cargo de la Jefatura de Servicios de Salud en el Trabajo del IMSS, en donde les enseñan ejercicios físicos de relajación que pueden aplicar en sus áreas de trabajo, así como los beneficios que obtienen al llevar una vida sana y equilibrada.

Nuevo León es el primer estado que contará con una Unidad de Control Metabólico que se enfocará a los casos más difíciles con sobrepeso y obesidad de manera personalizada y con atención grupal. De esta manera se define el riesgo de la empresa y se tendrá un mejor control de los pacientes.

Este despliegue del Modelo Preventivo se replicará en los siete centros de seguridad social donde se iniciará con programas no farmacológicos, también se dará seguimiento en las 52 Unidades de Medicina Familiar con las que cuenta el estado.

Datos del Seguro Social arrojan que el 8 por ciento de la población adscrita tiene diabetes, mientras que 12 por ciento de los derechohabientes padece hipertensión.

La meta al aplicar este modelo es incrementar la identificación de casos en las cuatro enfermedades crónicas en 80 por ciento, de la misma manera comenzar una detección proactiva de cáncer de próstata y mama para después brindar un tratamiento integral. Con estas acciones bajarán los costos unitarios de atención por paciente y se optimizarán los recursos.

Las acciones del Modelo Preventivo para Enfermedades Crónico Degenerativas, puestas en marcha hoy en Nuevo León, serán permanentes y los convenios pactados con las 24 principales empresas del estado representan el 10 por ciento de los trabajadores de la entidad.

Además, se hará una evaluación permanente de los avances para definir el despliegue de la estrategia hacia el resto de las empresas y otras entidades del país.

2017
Comunicados 2016
11/05/2017 - 17:30