No.125/2017

Es importante la revisión periódica de las mamas, si detectan una bolita sospechosa, acudir a su clínica para los estudios correspondientes y descartar una lesión maligna.

Especialistas del Seguro Social señalan que estos nódulos se desarrollan por la actividad hormonal en la etapa reproductiva.

Las molestias asociadas a quistes son dolor e inflamación, que en el Instituto se tratan con anti-inflamatorios y medidas dietéticas.

La presencia de quistes en las mamas no siempre implica riesgo para desarrollar cáncer, se trata de un trastorno que padecen las mujeres relacionado con la actividad hormonal en la etapa reproductiva, afirmó el doctor Juan Luis Aboites Lucero, del Servicio de Ginecología Oncológica de La Raza.

No obstante, recordó la importancia de que las mujeres se revisen las mamas y si tienen una bolita sospechosa, acudan a su clínica para hacer los estudios correspondientes, a fin de descartar la sospecha de una lesión maligna.

Explicó que estos nódulos pueden aparecen durante la vida de las mujeres desde que inician el ciclo menstrual y son causa de dolor e inflamación, molestias comunes que se presentan por la estimulación del tejido mamario.

Destacó que la demanda de atención médica relacionada con los quistes y los síntomas que provocan, aumenta en mujeres entre los 30 y 35 años edad, por lo que el Seguro Social brinda tratamiento farmacológico, así como medidas dietéticas; alimentación balanceada, reducir consumo de grasas, evitar fumar y beber alcohol.

El doctor Aboitez dijo que generalmente las derechohabientes acuden a consulta con preocupación, pues tienen la idea de que estos quistes o bolitas, como ellas le llaman, pudieran representar un riesgo para desarrollar tumor maligno.

Las pacientes refieren dolor en diferentes grados y en distintas zonas de la mama, comentó el especialista, al precisar que éste es un síntoma propio de la condición fibroquística y que al explicarle esto a la paciente se tranquiliza, se le prescribe tratamiento con lo que mejoran los síntomas.

El IMSS brinda tratamiento integral a las mujeres con este trastorno y, según el caso, se indica estudio de imagen como mastografía y ultrasonido que permiten conocer el estado en que se encuentra el quiste o lesión fibroquística.

Señaló que la mayoría de los quistes no requieren cirugía, pero cuando éstos son mayores de tres centímetros, el procedimiento indicado es la aspiración. Cuando el quiste reaparece aunque ya se haya aspirado, se puede extirpar.

Si al aspirar el nódulo se extrae líquido de aspecto hemorrágico, la paciente requiere estudios complementarios para descartar un proceso maligno u otra complicación, alertó el médico.

El especialista en tumores del Instituto Mexicano del Seguro Social, explicó que no hay forma de prevenir los quistes o bolitas en las mamas, por lo que es muy importante vigilar su presencia y dar seguimiento para evitar otras complicaciones.

2017
Comunicados 2016
Última actualización:
 horas, Fuente: Comunicación Social
29/04/2017 - 10:41