No. 138/2016

El surtido de recetas aumentó de 14 a 16.2 millones cada mes, en el mismo periodo.

• Este nivel de atención de recetas es el más alto del que se tenga registro en los últimos años.
• Se reducen 84% las quejas por negativa de medicamento en el último año.
• El IMSS es el principal comprador de medicinas de México.
• Cada semana, el Director General, Mikel Arriola, supervisa los niveles de abasto en las 35 delegaciones estatales.

En la administración del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, el abasto de medicinas en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha crecido de 96.4 a 98 por ciento a nivel nacional, en beneficio de sus derechohabientes, según el reporte dado a conocer hoy por el Instituto que dirige Mikel Arriola.

En el mismo periodo, creció de 14 a 16.2 millones el surtimiento de recetas cada mes, el nivel de atención más alto del que se tenga registro en los últimos años, que se alcanza por el fortalecimiento de las actividades de planeación, logística y supervisión de la cadena de suministro de medicamentos.

Las estrategias implementadas han permitido la reducción de 84 por ciento en las quejas por negativa de medicamento, durante el último año.

En rueda de prensa, el Director de Prestaciones Médicas del IMSS, José de Jesús Arriaga Dávila; el Director Jurídico, Patricio Enrique Caso Prado; el titular de la Unidad de Administración, Carlos Gracia Nava; la titular de la Coordinación de Atención a Quejas y Orientación al Derechohabiente, María Arizmendi González, y la Coordinadora de Control de Abasto, María del Pilar Buerba Gómez, explicaron que estos resultados se deben a una política de abasto de medicamentos robusta que ha permitido incrementar y mantener altos niveles de surtimiento de recetas.

Cada semana, el Director General del Seguro Social, Mikel Arriola, supervisa los indicadores del nivel de abasto en las 35 delegaciones estatales, con el objetivo de asegurar que se cumpla el surtimiento de recetas en cada estado del país.

El IMSS es el principal comprador de medicamentos del país. Del monto asignado en la última compra consolidada de medicamentos por 48 mil millones de pesos, el Instituto destinó 30 mil 522 millones de pesos para la compra de medicinas.

Por cuarto año consecutivo, el Seguro Social lidera la compra consolidada de medicamentos más grande del sector público, procedimiento que garantiza la oportunidad y calidad en la adquisición de fármacos y se traduce en ahorros de seis mil millones de pesos en tres años, que ha permitido comprar un mayor número de piezas para hacer frente a la creciente población derechohabiente.

Los fármacos de alta especialidad y alto costo son entregados por los proveedores directamente en las farmacias del Instituto, esquema que ha reducido la recepción de 20 a cinco días; en el caso de los medicamentos de mayor consumo, que representan 40 por ciento del total de claves, el proveedor es responsable de mantener el inventario en niveles óptimos.

Con el programa de vales de medicamentos en la Ciudad de México disminuyeron 95 por ciento las quejas relacionadas con la negativa de fármacos en las Unidades de Medicina Familiar y el índice de atención de recetas al cierre de julio es de 99.7 por ciento; cuando algún medicamento no está disponible en la clínica, la receta se activa como un vale canjeable en el mismo día en alguna de las 59 farmacias del Instituto o en el Centro de Canje habilitado para este fin.

La expedición de recetas electrónicas creció de 65.4 por ciento en 2012 a 90 por ciento al cierre del primer semestre de 2016; este mecanismo tiene como ventaja el uso de recetas resurtibles (para dar atención a pacientes con enfermedades crónicas que acuden a consulta una vez cada tres meses), fortalecer los controles en la prescripción de medicamentos y mejorar los tiempo de atención en las ventanillas de las farmacias.

2017
Comunicados 2016
18/08/2016 - 14:36