No. 039/2016

Deben aplicarse desde los 40 años de edad, cuando existen antecedentes familiares del padecimiento.

• Es fundamental que el derechohabiente acuda con su médico familiar año con año para que en caso de sospecha se envíe con el médico especialista.

Para conocer la posible presencia del cáncer de próstata, los hombres deben realizarse la prueba del antígeno prostático específico y una exploración física a partir de los 40 años de edad, en caso de contar con antecedentes familiares del padecimiento. Si no los hay, ambos exámenes deben practicarse desde los 45 años para conocer el estado de esta glándula.

El doctor Jesús Alejandro Morales Covarrubias, urólogo adscrito al Hospital General de Zona número 1 A “Dr. Rodolfo Antonio de Mucha Macías”, del Instituto Mexicano del Seguro Social, explicó que lo fundamental es que el derechohabiente acuda a su Unidad de Medicina Familiar para tener la oportunidad de realizar una detección oportuna que permita ofrecer un tratamiento curativo antes que un paliativo, ya que el cáncer en etapas avanzadas no es curable, sólo controlable.

Señaló que el primer contacto del derechohabiente debe ser con el médico familiar, quien conocerá en la historia clínica si existen antecedentes. Con esta información se aplicará la prueba del antígeno prostático específico y posteriormente, se realizará la exploración física para conocer posibles alteraciones en la próstata, cuya función primordial es la producción del líquido que transporta a los espermatozoides.

La detección oportuna de esta enfermedad, puntualizó el especialista, permite curar a quien lo padece, por lo cual es necesario aplicarse ambas pruebas año con año.

Si el médico detecta algo fuera de lo normal, envía al derechohabiente al segundo nivel de atención, donde el especialista realizará un ultrasonido transrectal con toma de biopsia. Ante un diagnóstico positivo, estableció Morales Covarrubias, el estado clínico del derechohabiente determinará el inicio del tratamiento o procedimiento quirúrgico.

Dijo que la disminución en la fuerza del chorro urinario, el incremento en las micciones durante día y noche, así como la urgencia de orinar son síntomas de obstrucción y, por ende, de crecimiento prostático, que puede presentarse en 50 por ciento de los hombres por arriba de los 40 años de edad.

Expuso que muchos hombres que piensan en el cáncer de próstata están a la espera de síntomas, y es probable que éstos se presenten únicamente cuando la enfermedad se encuentre en etapas avanzadas. De ahí la importancia que tiene realizar el antígeno prostático específico y la exploración física, y no esperar ningún síntoma.

2017
Comunicados 2016
Última actualización:
 horas, Fuente: Comunicación Social
25/03/2016 - 10:00