Trastornos del Espectro Autista (TEA)

Es un conjunto de alteraciones neurológicas que intervienen en el cerebro de algunos niños, provocando problemas en la comunicación y la interacción social, además de conductas o intereses distintos.

 

 

En la mayoría de los casos no se presentan alteraciones físicas, por lo que no es posible detectar esto en un bebé.
 
Descripción

Es un conjunto de alteraciones neurológicas que intervienen en el cerebro de algunos niños, provocando problemas en la comunicación y la interacción social, además de conductas o intereses distintos.

Causas

No se ha encontrado la causa real del Trastorno del Espectro Autista (TEA), aunque se cree que puede haber factores genéticos y ambientales que dan origen al padecimiento.

Diagnóstico

En la mayoría de los casos no se presentan alteraciones físicas, por lo que se detecta hasta que la niña o niño logran cierto grado de desarrollo.

Son signos de desarrollo de un niño sano:

  • Levantar la cabeza por sí mismo a las 6 semanas de vida
  • Sonreír a los 2 meses
  • Mantenerse sentado sin apoyos antes de los 9 meses

Ir a consulta médica desde los primeros meses de vida y seguir con el “Control del Niño Sano”, es importante para conocer el desarrollo de la niña o niño y en caso de ser necesario recibir un diagnóstico de TEA.

Para detectar TEA, los médicos principalmente observarán sus conductas, así como su manera de interactuar y comunicarse con otras personas./p>

Además, es probable que se realicen algunas pruebas que ayuden a conocer las habilidades cognitivas del niño (atención, comprensión, abstracción, memoria, capacidad de aprender, comunicarse y otras)

Tratamiento

Existen tratamientos que han demostrado de manera científica su eficacia, se recomienda solicitar asesoría de los especialistas para elegir el que cumpla mejor con las necesidades de la niña o niño.

Características
  • Se presentan con mayor frecuencia en los niños que en las niñas
  • En ocasiones se acompaña de padecimientos como: epilepsia, hiperactividad, alteraciones oculares o auditivas y ansiedad, entre otros
  • Los niños con TEA tienen las mismas necesidades de apoyo y afecto por parte de su familia, aunque no pueden expresarlo de la manera en que todos estamos acostumbrados
  • No existe cura para los TEA
Esto te puede interesar

La educación personalizada y apoyos especializados favorecen el correcto desarrollo de niñas y niños con TEA.



 Trastorno del Espectro Autista (TEA)

 

 
 
 
Última actualización:
 horas, Fuente: Instituto Mexicano del Seguro Social
16/07/2015 - 13:45